La mayoría de los países de América Latina están lentos en la lucha contra la corrupción, que ha dejado de ser prioridad incluso en los países con los mejores resultados, como Chile y Costa Rica.

En Chile se han estancado las acciones de lucha contra la corrupción y la inseguridad se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la población, según El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2022 de Transparencia Internacional.

Igualmente, Costa Rica ha perdido cuatro puntos en los últimos tres años, alcanzando el año pasado su puntaje más bajo.

En términos generales, desde 2016, 27 de 32 países tienen niveles de corrupción estancados, indica el informe.

 

PAÍSES CON MEJORES CALIFICACIONES

Los países de América Latina con mejores calificaciones en el índice del 2022 fueron Uruguay, con 74 puntos; Chile (64); Barbados (65); Bahamas (64); San Vicente y las Granadinas (60); Dominica (55); Santa Lucía (55); Costa Rica (54); Granada (52); Cuba (45)) Jamaica (44); Trinidad y Tobago (42); Guyana (40); y Surinam (40).

PAÍSES CON CALIFICACIÓN REGULAR

En este rango se ubican Colombia, con 39 puntos; Argentina (38); Brasil (38); Ecuador (36); Panamá (36); Perú (36); El Salvador (33); República Dominicana (32); Bolivia (31); y México (31).

LOS PAÍSES CON LOS PEORES RESULTADOS

Al fondo de la lista del índice de percepción de la corrupción en Latinoamérica se sitúan Paraguay, con 28 puntos; Guatemala, con 24; y Honduras, con 23. Y, finalmente, con las peores calificaciones se encuentran Nicaragua (19); Haití (17); y Venezuela (14).