fbpx
Silicon Valley Bank

Silicon Valley Bank

Silicon Valley Bank: por qué colapsó el banco estadounidense

El colapso del Silicon Valley Bank ha sido segundo mayor derrumbe de una entidad financiera en la historia de Estados Unidos desde la crisis en 2008.

 

El banco poseía miles de millones de dólares en bonos del Tesoro y otros títulos, lo cual es común entre los bancos, ya que son una inversión segura. Sin embargo, el valor de bonos previamente emitidos ha estado empezando a bajar porque pagan menos intereses comparados con los más recientes, que se vendieron cuando el banco central estadounidense ya había aumentado las tasas.

 

 

Con el objetivo de evitar se expande en el resto de la industria bancaria, las autoridades trabajaron a toda máquina durante el fin de semana.

 

 

La Reserva Federal, el Departamento del Tesoro y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) decidieron garantizar todos los depósitos en el Silicon Valley Bank, así como los del Signature Bank, que fue intervenido el domingo. Es importante que acordaron garantizar todos los depósitos, más allá del límite legal de 250,000 dólares.

 

 

Muchas de las jóvenes empresas tecnológicas e inversiones de riesgo del Silicon Valley tienen mucho más que 250,000 dólares en el banco. Por ende, hasta un 90% de los depósitos del banco no estaban asegurados. Si el gobierno no hubiera intervenido, muchas compañías se hubieran quedado sin el dinero necesario para pagar nómina, facturas y seguir operando.

 

 

Cuatro días han pasado desde la caída del Silicon Valley y el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden pide confianza en el sistema financiero de la nación, reafirmando que los fondos estarán allí cuando lo necesiten.

 

¿Qué debería ocurrir en adelante si funciona el plan del gobierno?

A diferencia de los métodos más complejos empleados para rescatar a la economía en la crisis financiera de 2007-08, esta vez la estrategia de la Reserva Federal es mucho más simple. Ha establecido una nueva entidad crediticia con el nombre burocrático de “Programa de Financiamiento de Bancos a Término”.

 

El programa proveerá préstamos a bancos, cajas de ahorros y otras instituciones financieras hasta por un año. Los bancos deberán apartar los bonos del Tesoro y otros títulos de respaldo oficial como colateral.

 

A fines del año pasado, los bancos estadounidenses tenían bonos del Tesoro y papeles similares con unos 620.000 millones de dólares de pérdidas no realizadas, según la FDIC. Eso significa que tendrían que sufrir enormes pérdidas si se ven obligados a vender esos papeles en caso de retiros masivos.

 

 

 

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *