fbpx

Remesas, Guatemala

Las remesas enviadas a Guatemala se recuperan un 15.1% en el último mes

Las remesas recibidas por Guatemala principalmente de Estados Unidos aumentaron 15.1%, sumando 963.2 millones de dólares en junio.

 

Las remesas que recibió Guatemala del exterior, principalmente de Estados Unidos, aumentaron en el último mes un 15,1 % con respecto a mayo, al sumar 963,2 millones de dólares en junio, reportó este miércoles el Banco de Guatemala (central), fundamentado en el mercado institucional de divisas.

El envío de remesas en junio 2020 incluso superó a lo contabilizado en junio de 2019, cuando el banco central registró un total por ingreso de divisas de 882 millones de dólares (alrededor de 6.749 millones de quetzales, en moneda local), de acuerdo a las autoridades.

La suma de lo ingresado a Guatemala durante el primer semestre de 2020, sin embargo, aún no alcanza lo recibido en la misma temporalidad en el año pasado, pues este año se ha registrado un total de 4.880,2 millones de dólares y entre enero y junio de 2019 se reportó 4.926,8 millones de dólares; es decir, el 2020 refleja un 0,95 por ciento por debajo de lo percibido el año pasado.

Junio representa, además, el segundo mes consecutivo de crecimiento tras la caídas intermensuales de febrero, marzo y abril por el coronavirus. Enero de 2020 inició con 834,6 millones de dólares envíos de remesas, febrero tuvo una caída de 26,5 millones de dólares y marzo sufrió una reducción de 61,2 millones de dólares respecto al mes anterior.

Después llegó abril, con 56 millones de dólares menos que los ingresos de marzo, como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus, y por último en mayo se reportaron 836,7 millones de dólares en remesas, casi una recuperación del 30 por ciento con respecto a abril.

EL PODER DE LAS REMESAS

Según datos oficiales, los 10.503,3 millones de dólares enviados al país desde el extranjero en 2019 representan casi la misma cantidad de dinero que ingresó a Guatemala por sus exportaciones, y se deben a la fuerza de al menos tres millones de guatemaltecos que viven en la nación norteamericana, la mayoría en la ilegalidad.

En abril, cuando ya se registraba el descenso de los ingresos de remesas, el director ejecutivo del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, Jonathan Menkos, ya advertía los estragos que causaría la emergencia sanitaria en este rubro.

Incluso, Menkos indicó que el país centroamericano podría concluir el 2020 con una fuerte contracción económica derivado de las bajas “remesas, expectativas de exportaciones, turismo y disminución de la actividad productiva nacional”.

Alrededor de seis millones de guatemaltecos, de los 16 millones que habitan el país, viven de las remesas del extranjero, de acuerdo a estudios de organismos internacionales.

Las posibilidades de crecimiento del país para 2020, antes de que estallara la pandemia de la neumonía originada en la región de Wuhan (China) ocasionada por el SARS-CoV-2, variaban del 3,6 por ciento, en su peor escenario, al 4,1 por ciento, en el mejor.

Pero, con el avance de la COVID-19, que en el país ha dejado 1.044 muertes y 24.787 contagios en total desde que se detectó el primer caso importado el 13 de marzo, las proyecciones de crecimiento pasaron a ser del 0,5 al 1,5 por ciento, según números divulgados la semana pasada por el propio Banco Central.

 

Fuente: Agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CASOS COVID-19