fbpx

¿Qué es la responsabilidad social de las empresas y por qué es importante para las PYMES?

“Materiales de origen ético”, “Sin crueldad” “Producto con cero emisiones de carbono”. “Embalaje sostenible”. Frases de este tipo son cada vez más comunes en el mundo empresarial, es necesario explorar su propósito de raíz: la responsabilidad social de las empresas (RSE).

 

En pocas palabras, la responsabilidad social corporativa se refiere a los esfuerzos que una empresa invierte para enriquecer, en lugar de degradar, el medio ambiente y la sociedad en general. Además de levantar la moral en el trabajo, la RSE puede ayudar a una empresa a crear una imagen pública favorable. La RSE genera la idea de que una empresa es autorreflexiva y está dispuesta a adaptar sus prácticas a los cambiantes valores de la sociedad, estableciendo así también confianza con los consumidores.

 

Entre los ejemplos más comunes de responsabilidad social de las empresas se incluyen:

 

1. Sostenibilidad medioambiental

Con el cambio climático y sus problemas medioambientales asociados en primer plano, las empresas son ahora más conscientes de su impacto en el planeta. Estas inversiones no sólo ralentizan el camino hacia un cambio climático irreversible, sino que, según Deloitte, también aumentan el PIB medio en el futuro.

 

En cuanto a la sostenibilidad medioambiental, la RSE puede reflejarse a través de la concienciación sobre la huella de carbono (es decir, la cantidad de CO2 liberada debido al funcionamiento de una empresa), las formas ecológicas de abastecerse de bienes y el uso de envases ecológicos. Una clara indicación de los pasos que una empresa está dando hacia este objetivo hablaría del grado en que se preocupa por la RSC. ESG, también conocido como “environmental, social, and governance”, es una extensión de esto. Entre las empresas tecnológicas mundiales, Acer ocupa un lugar destacado en sus esfuerzos en materia de ESG, lo que puede verse, por ejemplo, en sus esfuerzos demostrados por reducir el consumo de energía y recursos. Lanzado en 2017, Project Humanity es la iniciativa global de Acer para hacer del mundo un lugar mejor. A través de él ofrecen un espacio a los empleados de compartir su voz y contribuir a las decisiones que se toman: desde los productos que se diseñan o la eficiencia de las operaciones de la empresa.

 

 

2. Responsabilidad ética

La RSE no siempre está relacionada con el medio ambiente, ya que otros tipos de ética son igualmente importantes a la hora de dirigir empresas ¿Quiénes son los trabajadores de la caden de producción? ¿Están en edad de trabajar? ¿Trabajan en condiciones limpias y realizan un trabajo remunerado con un número de horas saludable? Cuando se trata de RSE, es importante que una empresa tenga en cuenta toda la línea de producción -si parte de la producción se subcontrata- y que no se limite a considerar las condiciones de trabajo de los empleados de su empresa.

 

 

Otro aspecto de la responsabilidad ética se refiere a los derechos de los animales ¿Hasta qué punto se ha sometido a los animales a condiciones incómodas para crear un producto? Esto puede traducirse en no utilizar pruebas con animales para el desarrollo del producto o incluir productos veganos (que, en las circunstancias adecuadas, también pueden ser ecológicos). Con la concienciación y la demanda de prácticas más éticas, un enorme 62% de los consumidores estadounidenses quiere que las empresas adopten una postura sobre cuestiones actuales y ampliamente relevantes, como la sostenibilidad, el abastecimiento ético y las prácticas laborales justas.

 

 

3. Actividades filantrópicas

Las actividades filantrópicas también son una buena forma de que las empresas “devuelvan” a la sociedad o luchen por una causa en la que creen. Contrariamente a lo que uno pueda cree instintivamente, las actividades filantrópicas, aunque son un gesto de bondad y aparentemente una contribución unidireccional, en realidad no suponen una “pérdida financiera”. De hecho, existe lo que se denomina “estrategias filantrópicas corporativas”, en las que las empresas utilizan la filantropía como medio para desarrollar más su nombre a largo plazo. Las acciones emprendidas en este ámbito pueden incluir:

 Patrocinios corporativos: Las PYMES pueden optar por patrocinar proyectos de comunidades locales u organizaciones sin fines de lucro o planificar programas de becas en determinadas materias.

 Marketing con causa: Las PYMES pueden asociarse con una organización sin fines de lucro para un beneficio mutuo. Una parte de los beneficios de un determinado producto o servicio puede destinarse a esta organización. Esto ayuda a una buena causa y puede atraer a clientes con conciencia social. Blizzard Entertainment, el gigante de los videojuegos, utilizó este método para recaudar 1,27 millones de dólares para la Breast Cancer Awareness Foundation vendiendo por tiempo limitado una skin del juego llamada “Pink Mercy”.
 Donaciones provocadas por compras: En una línea similar, las empresas a veces pueden hacer una pequeña donación por cada compra, fomentando las ventas al tiempo que contribuyen a una causa. Un ejemplo es el modelo “compra uno, dona uno”del vendedor de zapatos TOMS, por el que la empresa dona un par de zapatos cada vez que se compra un par.

 

 

Las empresas son la columna vertebral de la sociedad, ya que crean los productos y servicios que conforman nuestra vida cotidiana, por lo que, colectivamente, sus políticas son lo bastante poderosas como para moldear el funcionamiento de una sociedad. Sea cual sea la categoría de que se trate, la RSE puede ser un canal importante para abordar lentamente los acuciantes problemas mundiales. Al promover la RSE, las empresas también tienen el potencial de influir en los consumidores -consciente o inconscientemente- para que tomen mejores decisiones a largo plazo.

 

Desafíos de la RSE

 

Aunque la RSE se basa en la creación de un cambio positivo, no está exenta de dificultades. Por ejemplo, los productos ecológicos requieren recursos adicionales para su planificación, diseño y producción. Por eso no es de extrañar que los productos etiquetados como “ecológicos” sean a menudo más caros que la opción no ecológica. Aunque en el fondo los consumidores apoyen la sostenibilidad, no siempre se decantan por la opción más ecológica debido a limitaciones económicas.

 

No existe un modelo único a seguir cuando se trata de planificar la RSE, a diferencia de otros aspectos de una empresa. Las empresas necesitan personal perspicaz no sólo para desarrollar estrategias de RSE que encajen en la visión a corto y largo plazo, sino también para idear métodos que permitan medir su impacto.

 

 

¿Cómo pueden las PYMES practicar la RSE?

Mucha gente tiende a creer instintivamente que la RSE es un asunto que incumbe principalmente a las grandes empresas. Sin embargo, esto dista mucho de la realidad. Un estudio realizado por Santos en 2011 sugiere que las PYMES pueden participar en una RSC significativo adoptando” medidas sencillas, fácilmente aplicables y baratas” a menudo en el ámbito de la ecoeficiencia, un mejor clima social o una mayor visibilidad en la comunidad local”.

 

¿Cómo pueden contribuir las PYMES a la RSE? Aunque puede haber algunas limitaciones a lo que las PYME pueden hacer de forma realista en materia de RSE, he aquí algunas ideas de RSE para pequeñas empresas:

 Elegir tecnología ética y sostenible: Para las PYMES, la RSE puede consistir simplemente en elegir dispositivos tecnológicos producidos por empresas que siguen directrices éticas estrictas, o empresas que prestan más atención a la sostenibilidad.
 Elegir materiales éticos y ecológicos: Dedicar tiempo a elegir materiales de origen ético o respetuosos con el medio ambiente es otra forma de actuar para las pymes. Dado que más del 99% de las empresas de Estados Unidos están clasificadas como PYME, podemos imaginar que si todas las PYME fueran más conscientes del origen de sus productos, esto tendría un impacto considerable en la sociedad en general.

 

 

Nada de lo anterior debe verse como un proyecto enorme que requiera mucho esfuerzo, sino más bien como pequeños pasos que las PYMES pueden dar en favor de la RSE.

 

 

Además, más allá de estas acciones directas, las PYMES pueden participar en la RSE en un contexto más amplio:

 

 

 Promover prácticas laborales justas: Las PYMES pueden demostrar su compromiso con la RSE tratando bien a sus empleados, ofreciéndoles una remuneración justa y garantizando un entorno de trabajo seguro.
 Compromiso con la comunidad: Las PYMES, a menudo arraigadas en comunidades locales, pueden apoyar iniciativas locales y organizaciones benéficas, fomentando su impacto social.
 Informes transparentes: Las pequeñas empresas pueden generar confianza entre las partes interesadas siendo transparentes sobre sus prácticas empresariales y sus iniciativas de RSE.

 

 

Es esencial que las PYMES tengan en cuenta la creciente importancia de la RSC a la hora de atraer a los inversores, ya que en los tiempos que corren los inversores suelen estar dispuestos a sopesar factores no financieros (como el impacto social) en sus decisiones. Por lo tanto, el compromiso de las PYME con la RSE no sólo contribuye al bien social, sino que también puede servir como propuesta convincente para la inversión.

 

 

A medida que la sociedad global se vuelve cada vez más compleja, se necesitará más paciencia para comprender los modelos éticos y de sostenibilidad del mundo, en constante evolución. Aunque la planificación y la adaptación requieran un esfuerzo, la RSE es sin duda un acierto para las empresas a largo plazo.

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *