panama-contagios-covid-centroamerica-economia

Panamá llega a 287 muertes por COVID-19 y acumula 9.977 contagios

Panamá registró seis nuevas muertes por COVID-19 y 110 casos más, para elevar a 287 las defunciones y a 9.977 los contagios confirmados de la enfermedad, que fue detectada en el país el 9 de marzo pasado, informaron este pasado miércoles las autoridades de salud.

 

 

El Ministerio de Salud (Minsa) panameño detalló en un comunicado que 332 pacientes se encuentran hospitalizados, 264 en planta y 68 en las unidades de cuidados intensivos (UCI), mientras que 6.194 enfermos ya se han recuperado.

El informe señala que en aislamiento domiciliario con cuadros leves y moderados están 3.164 pacientes, de los cuales 680 han sido trasladados a hoteles que de forma provisional funcionan como hospitales.

En cuanto a las pruebas de detección de contagio por COVID-19 en Panamá, se han realizado hasta ahora 52.641, 826 en las últimas 24 horas.

Del total de test efectuados, el 77 % resultaron negativas y un 23 % positivas, que incluyen primeras y segundas muestras para confirmar la infección.

Las autoridades informaron de que los ministerios de Salud y de Trabajo acordaron una estrategia para implementar la guía básica para la creación, registro y funcionamiento del comité de salud e higiene para la prevención y atención de la COVID-19 en las empresas, de cara a la reactivación gradual de la economía.

“Esta herramienta permitirá avanzar hacia la nueva normalidad y cada comité deberá obtener la certificación de ambos ministerios para garantizar el bienestar del personal en cada una de las empresas”, según la información oficial.

La reactivación económica del país se ha dividido en 6 bloques, el primero de los cuales -ventas comerciales en línea, servicios técnicos y mecánica de automoción, y pesca artesanal- lleva abierto desde el 13 de mayo, sin que ello suponga el fin de la cuarentena indefinida vigente desde el 25 de marzo, que restringe por género y a dos horas diarias la movilidad de la población.

Se encuentra en estudio la apertura del segundo bloque, que incluye construcción, industria y minería no metálica, así como actividades en áreas deportivas y sociales hasta el 25 % de la capacidad de sus recintos, y en en lugares de culto como iglesias.

 

Fuente: Agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *