honduras, BID, economia,

Honduras con alto potencial en ocho polos estratégicos, según BID

El desarrollo de los polos crearía miles de empleos.

Honduras presenta los mejores indicadores macroeconómicos de los últimos tiempos, pero la pobreza y la emigración no cesan, pese a que existen ocho polos con un alto potencial de desarrollo inclusivo, según una obra que fue presentada ayer en la capital del país.

“Honduras; un Enfoque Territorial para el Desarrallo”, así se llama,y es un libro escrito por los economistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Jordi Prat y Juan Carlos Vargas, que se auxiliaron de la consultora “GeoAdaptive” para realizar una investigación a fondo.

Copán, San Pedro Sula, Yoro, Costa Esmeralda, Golfo de Fonseca, Tegucigalpa, Juticalpa y Puerto Lempira, son los ocho polos que muestra el documento, donde se requiere acentuar millonarias inversiones que vendrían a impactar en, al menos, cuatro millones de personas.

En estas zonas, refiere el estudio, existen condiciones óptimas para la explotación a gran escala del turismo, agricultura, logística, manufactura y procesamiento, producción forestal, pesca y artesanía, con lo que se reducirían los indices de desigualdad sociales que exhibe Honduras.

Al orientar los esfuerzos de desarrollo sobre esos polos, se estarían creando aproximadamente, un millón cien mil empleos, entre puestos directos e indirectos, con inversiones en desarrollo de productos, gestión ambiental, transporte y servicios básicos, infraestructura, educación y políticas públicas.

Muestra que el desarrollo del país ha sido caprichoso acentuado en dos puntos, Tegucigalpa, San Pedro Sula y sus alrededores, donde se produce la mayoría del PIB nacional y que ha tomado la forma de la letra “T”, al tiempo que sugiere salirse de ese esquema para expandir las oportunidades.

El estudio aparece en el marco del 60 Aniversario del BID, ofrece una visión integral e inclusiva que llevaría a mejores condiciones sociales a los hondureños pobres que viven actualmente en las zonas con riquezas de tipo turístico, minero, industrial, agrícola, entre otros.

Prat ofreció algunos detalles del documento en conferencia de prensa donde exteriorizó que a pesar de todas las mejoras, siguen los retos como la reducción del 60 por ciento de la pobreza. También otros problemas como la calidad y menor cobertura de la red eléctrica, salud y educación. El economista principal del BID, remarcó que “el país se ha desarrollado de forma espontánea”.

El representante residente del organismo, Eduardo Almeida, coincidió al argumentar que “la pobreza es el tema que más nos preocupa, lo que nos lleva a pensar en innovaciones para atacar el problema de forma integral”. Citó que cada uno de los polos que reseña el libro, tiene una vocación específica, pero para el aprovechamiento se requiere de un pacto entre el gobierno, sector privado, sociedad civil y la comunidad internacional. El documento expone la necesidad de mejorar la institucionalidad, el capital humano, la explotación sostenible, atención a la inseguridad jurídica y ciudadana para aprovechar el potencial de las zonas de desarrollo.

Fuente: La Tribuna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *