fbpx

guatemala-fondos-covid-centroamerica-economia

Guatemala ya puede ejecutar US$120 millones de dos préstamos para la emergencia

Por lo menos US$120 millones -unos Q924 millones- dispondrá el Gobierno para mejorar la infraestructura hospitalaria para atender las necesidades por el covid-19.

 

La fuente de financiamiento son los préstamos que el Congreso aprobó recientemente, destinados a ampliar la red hospitalaria, equipamiento, ampliaciones y construcción.

Uno corresponde a US$100 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el otro de US$20 millones del programa Crecer Sano con el Banco Mundial (BM), que tendrá en parte una reorientación.

Además, hay otros US$193 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para la construcción de hospitales y que el contrato se suscribió el pasado 5 de mayo.

Destinos prioritarios

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, informó que US$20 millones -Q154 millones- del programa Crecer Sano, se destinarán para la construcción de hospitales en Amatitlán y Chimaltenango.

“Ese préstamo es para la construcción de hospitales nuevos y se había pedido para hospitales temporales, pero se realizará el trámite para que sean hospitales formales”, comentó el funcionario.

Reconoció que si parte de ese dinero no alcanza para las obras, se tendría que complementar con fondos de otras fuentes de financiamiento.

“La idea es que las instalaciones, sabiendo las deficiencias de salud, sean permanentes”, precisó el ministro.

Por otro lado, las obras que se cubrirán con el préstamo del BCIE se tratan de hospitales formales en varios departamentos.

Entre estos la modernización y la recuperación de la red hospitalaria de Alta Verapaz, Jutiapa, Suchitepéquez.

Así como la ampliación de los hospitales en Sololá y Chiquimula.

Esquema del BID

Carlos N. Melo, representante del BID en Guatemala, afirmó que ya están trabajando en el proyecto de infraestructura para el Ministerio de Salud.

Explicó se han realizado trabajados de diseños, estudios, demanda, capacidades y tecnología, hasta el acompañamiento de licitación para la elaboración de los pliegos; el llamado a los oferentes, adjudicación y ejecución del contrato.

Mencionó que en este tipo de proyectos tiene un doble seguimiento, tanto de la parte física y financiera como técnica con el cumplimiento de las proyecciones.

El ministro afirmó que están en la etapa de empezar con el proceso de la preparación de toda esa parte administrativa.

“Con el BID está el préstamo para equipamiento y centros de salud, que se empezará a ejecutar, y está por finalizar la conformación de la unidad ejecutora”, aseguró González Ricci.

Destino

Melo explicó que el destino es para la construcción de dos hospitales nuevos, así como ampliación y remozamiento.

Las obras son para Huehuetenango (cabecera), otro en el municipio de Barillas, San Marcos (cabecera) y en Malacatán.

Recordó que estos proyectos se habían aprobado hace dos años, hubo postergación y retrasos en la ejecución de los proyectos.

Indicó que los sistemas de inversión pública deben tener las capacidades necesarias para poder proveer servicios a la población, y antes imprevistos pueden estar mejor preparados.

Procesos ágiles

Para el exministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, el préstamo Crecer Sano ya cuenta con una unidad ejecutora, estructura presupuestaria y puede representar un ahorro de tiempo de tres meses de gestiones y “tramitología”, para sacarle “el jugo posible”.

Añadió que también se corre el riesgo de desordenar un préstamo para atender la emergencia, sino se aprovecha el tiempo ganado para ejecutarlo.

Otra idea, es que las obras se pueden contratar a excepción o llave en mano, financiarlo con la fuente del BM, como una manera de contratar rápido para atender la emergencia.

Recordó que, en general, el Ministerio de Salud tiene por lo menos US$300 millones para hospitales que los tiene que hacer funcionar ahora.

Las reglas están hechas que para un caso de emergencia se puedan atender, aseveró Estrada.

 

Fuente: La Prensa Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *