fbpx

Este 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Consumo Responsable

Un reciente estudio de la ONU analizó el impacto ambiental del consumo en el mundo y encontró que el consumo excesivo y no responsable está llevando a la degradación del medio ambiente, el agotamiento de los recursos naturales y el cambio climático. El estudio concluyó que un cambio en los patrones de consumo es necesario para asegurar un futuro sostenible.  

 

Las decisiones que hacemos al comprar productos amigables con el medio ambiente, por muy pequeñas que sean, se traducen en una ganancia para todos.  

 

Reducción de la huella ecológica: estaremos reduciendo nuestra huella ecológica, es decir, la cantidad de recursos naturales que consumimos y la cantidad de residuos que generamos. Esto ayuda a preservar el medio ambiente y garantizar un futuro sostenible para las generaciones futuras. 

 

Fomento de prácticas sostenibles: estaremos apoyando a las empresas y productores que utilizan prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Esto puede fomentar un cambio hacia prácticas más sostenibles en la industria en general. 

 

Protección de la salud: al elegir productos amigables con el medio ambiente cuidamos de nuestra propia salud y la de las personas y animales que comparten el planeta con nosotros. Los productos químicos tóxicos y contaminantes pueden tener efectos negativos a largo plazo. 

 

Ahorro de dinero: comprar productos amigables con el medio ambiente puede resultar en ahorros de dinero. Por ejemplo, al comprar productos duraderos y de alta calidad, podemos reducir la necesidad de reemplazarlos con frecuencia. También, al elegir productos de energía eficiente, podemos reducir nuestro consumo de energía y ahorrar dinero en nuestras facturas de servicios públicos. 

 

 

La Aspire Vero: una laptop “verde”  

“Todos merecemos una Tierra más limpia y ecológica”, asegura Ana Aquino de Acer, quien tiene en su línea Vero la mejor respuesta a esta temática. “Nuestra Aspire Vero, disponible en la región, es un producto orientado a la sostenibilidad que reduce las emisiones de CO2 en un 21%. Se puede actualizar fácilmente, es reciclable y está fabricada para adaptarse a las necesidades de nuestro planeta. Se trata de una opción inteligente para un mundo que urge centrarse en el consuno responsable”, asegura Acer.  

 

 

 

 

  • La Aspire Vero de Acer se ha fabricado con plástico reciclado posconsumo (PCR), es decir, plástico recuperado que se recicló y reutilizó para contribuir a nuestro esfuerzo por reducir los desperdicios globales. 
  • Su Panel táctil OceanGlass™ ha sido fabricado con plástico abandonado en el océano. 
  • Sus teclas R y E estilizadas refuerzan la llamada a Reducir, Reutilizar y Reciclar. Disponible en colores que evocan el mundo y que reflejan el esplendor natural de lo que intentamos proteger. 
  • VeroSense se enfoca en la eficiencia energética y contribuye de manera inteligente a mantener la laptop funcionando durante más tiempo con sus cuatro modos de rendimiento: Rendimiento, Equilibrio, Eco y Eco+. 
  • Para facilitar las reparaciones, las actualizaciones y el reciclaje, se utilizaron tornillos estándar. 
  • El chasis sin pintura permite reducir el impacto negativo de los compuestos orgánicos volátiles. 
  • La visión de Acer de un diseño con consciencia ecológica se extiende a todos los materiales que utilizan en el embalaje del equipo, lo que contribuye a una menor huella de carbono en la Tierra: hasta un 90% de papel reciclado para el embalaje de la caja; la división interna se puede transformar en un soporte para laptop reutilizable en unos pocos pasos sencillos y para la bolsa y la lámina del teclado se usa poliéster 100 % reciclado. 

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *