fbpx

Nayib Bukele cuarentena

El Salvador ordena el resguardo de los mayores de 60 años para contener el COVID-19

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó este domingo que los empleados públicos y privados mayores de 60 años de edad y las mujeres embarazadas permanezcan aislados en sus casas para tratar de contener la pandemia de COVID-19.

‘Aún estamos a tiempo de contener el virus lo más que se pueda’ y ‘la única forma de contener masivamente este virus es con restricción de movilidad’, manifestó el mandatario en una cadena nacional de radio y televisión.

El mandatario afirmó que el país no registra casos sospechosos ni confirmados de COVID-19, aunque señaló que se han realizado un total de 67 pruebas que resultaron negativas al virus, sin que estas se hayan manejado públicamente como casos sospechosos, y se tienen una ‘treintena de casos en observación’.

Bukele señaló que con estas medidas el país tiene un sistema ‘dual’ de contención, que incluye la cuarentena nacional que prohíbe el ingreso de extranjeros y el aislamiento obligatorio a todos los salvadoreños que ingresen del exterior, y la limitación de movilidad del referido segmento de la población.

El jefe de Estado, que cuenta con las herramientas que le da un estado de excepción decretado por la Asamblea Legislativa por 15 días y un estado de emergencia nacional de 30 días, también sugirió a las empresas que no estén relacionadas con alimentos, medicamentos y producción de suministros a que ‘cierren sus operaciones’.

Añadió que las empresas que adopten esta medida podrán someterse a un proceso para ser ‘precalificadas’ para obtener un crédito de ‘capital productivo’ como ‘incentivo’ con un banco estatal.

Bukele agregó que el país tendrá el hospital ‘más grande de Latinoamérica’ para ‘poder salvar a la mayor cantidad de gente que sea infectada tarde o temprano’ y que representará una inversión de 70 millones de dólares ( casi 63 millones de euros).

El sábado, Bukele señaló en sus redes sociales que este centro tendrá 300 unidades de cuidados intensivos y 2.000 camas hospitalarias.

Según el Gobierno, se han habilitado 19 ‘centros de contención del virus’ que resguardaban hasta la mañana del domingo a 1.241 personas.

El mandatario pidió a los ciudadanos que no salgan de sus casas para evitar su posible contagio.

‘Debemos de quedarnos en casa. Evidentemente, si tienen que salir, salgan. Pero no lo hagan por diversión, por placer, háganlo porque es estrictamente necesario’, subrayó Bukele, quien pidió a sus ministros y a los ciudadanos creyentes que sintonizaran la cadena hacer una oración por el país.

Otras medidas adoptadas por el país son el cierre de bares y discotecas por 14 días y la limitación de los servicios de la sanidad pública.

El Ministerio de Salud informó este domingo en sus redes sociales de que los servicios de consulta externa quedan suspendidos y limitó el horario de visitas en los hospitales públicos para contar con el personal médico para atender los posibles casos de COVID-19.

Solo quedaron habilitados los servicios de emergencia, de atención a pacientes con enfermedades crónicas y la realización de quimioterapia y diálisis.

El estado de excepción aprobado le da la potestad a Bukele de limitar los derechos de libertad de tránsito, de reunión pacífica y de no ser obligado a cambiar de lugar de residencia.

La pandemia del COVID-19 avanza por Centroamericana y ya afecta a Costa Rica, Honduras, Guatemala y Panamá.

Fuente: Agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CASOS COVID-19