fbpx

Davivienda seguros celebra el impacto positivo generado en el ecosistema de manglar El Salvador

El trabajo realizado por Davivienda El Salvador, a través de su filial Davivienda Seguros en la restauración de los ecosistemas de manglar en La Barra de Santiago, Ahuachapán, ha permitido identificar 15 especies de fauna registradas de importancia ecológica, 7 de ellas reflejo del cambio positivo en el ecosistema derivado de la restauración; además 4 especies de flora.

 

 

En el marco del Día Internacional de la defensa del Ecosistema de Manglar, Davivienda Seguros celebra los resultados obtenidos con la gestión sostenible que realiza en la restauración de los ecosistemas de manglar en La Barra de Santiago, en el departamento de Ahuachapán, El Salvador.

Davivienda

 

La iniciativa que Davivienda Seguros ha trabajado desde 2018 con la intervención de 6.2 hectáreas de bosque, ha permitido identificar 15 especies de fauna registradas de importancia ecológica, 7 de ellas reflejo del cambio positivo en el ecosistema derivado de la restauración. Además, 4 especies de flora.

 

 

De acuerdo con el informe final “Levantamiento de una línea base sobre el estado de la Biodiversidad, en el Manglar Barra de Santiago, específicamente en el área de influencia de la iniciativa de Davivienda Seguros”, desarrollado con el apoyo del Programa Biodiversidad y Negocios para Centroamérica y República Dominicana, de la Cooperación alemana para el desarrollo, GIZ), algunas de las especies con presencia en el ecosistema restaurado se han registrado como amenazadas según el listado del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) o en peligro de extinción según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITIES) Entre las especies registradas de importancia ecológica están los reptiles: Iguana verde, Garrobo, Tortuga jicotea, Caimán, Boa de hule; entre los anfibios: Ranita de hojarasca, Ranita arborícola de pantano, Rana de bigotes; entre las aves: Rascón cuelligris, Carpintero Piquiclaro, Catalnica o periquito barbinaranja, Búho de anteojos; entre los mamíferos: Nutria de agua, Gato zonto y Tacuazín cuatro ojos. Además, entre la flora de identificó Anona de Pantano, Mangle negro, Mangle blanco y Mangle.

 

 

El informe final también señala que, de las especies identificadas, algunas de ellas son el reflejo de un cambio positivo en el ecosistema derivado de la restauración.

 

 

Entre estas especies se mencionan en Caimán, la Ranita de hojarasca, el Rascón cuelligris, la Nutria de agua, el Gato zonto y entre la flora especies como el Tigüilote y el Mangle blanco. Cabe destacar que durante el estudio también se logró identificar la presencia de la Culebra lombriz, del cual no existían registros documentales anteriores, teniendo con esto un importante aporte al conocimiento científico del país. Esto genera un precedente a nivel nacional para las empresas en El Salvador y su rol en la protección de los bosques salados.

 

“En Davivienda nos mantenemos firmes con nuestro compromiso de trabajar para ser agentes de cambio para restaurar nuestro planeta a través de acciones encaminadas a salvaguardar nuestros ecosistemas. La restauración del complejo Barra de Santiago nos presenta retos, pero también, como lo vemos hoy, nos trae una gran satisfacción, ya que estamos seguros de que estamos en el camino correcto en beneficio de nuestro futuro”, señaló Sabina Ayala, coordinadora de sostenibilidad de Davivienda El Salvador.

 

 

Este es el quinto año consecutivo en el que Davivienda Seguros trabaja en la ejecución de su programa ambiental el cual está apegado a su Seguro de Vida Verde, en conjunto con FUNDEMAS, en el marco de su programa Limpiemos El Salvador; y por tercer año consecutivo con la participación de la Cooperación Alemana para el Desarrollo– GIZ, a través del programa Biodiversidad y Negocios, por encargo del Ministerio Federal alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), contribuyendo con asesoría técnica para establecer una línea base sobre el estado de la biodiversidad del manglar y desarrollar un plan de manejo y monitoreo que proporcione herramientas e información que apoye, entre otros aspectos, la toma de decisiones, y en especial demuestran los impactos positivos de las acciones que se realizan para su conservación.

 

 

De forma complementaria, a través del Programa IR Verde de la GIZ, se fortalecerán aún más las acciones de restauración del paisaje mediante el establecimiento de un vivero de especies de flora de importancia para el ecosistema de humedal, que permita a la Asociación de Desarrollo Comunal Mujeres de Barra de Santiago (AMBAS) fortalecer su oferta de servicios y generar más empleo e ingresos en la zona. Gracias al éxito de esta iniciativa, Davivienda Seguros está ampliando este tipo de acciones en Honduras y Costa Rica.

 

Francisco Portillo, Gerente deBancaSeguros de Davivienda Seguros, S.A.
Francisco Portillo, Gerente de
BancaSeguros de Davivienda Seguros, S.A.

“Esta celebración por los resultados obtenidos en este proyecto es gracias a la confianza y fidelidad de nuestros clientes, quienes al preferir el Seguro de Vida Verde nos ayuda a proteger el ecosistema manglar. Por cada póliza donde protege su vida o la de su familia, Davivienda Seguros aporta a la consolidación de resultados en beneficio de nuestra fauna y flora, así como a la mejora de la calidad del aire, incidiendo en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible”, mencionó Francisco Portillo, Gerente de BancaSeguros de Davivienda Seguros, S.A.

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *