fbpx

COVID-19, desempleo y Gobierno de Daniel Ortega preocupan a nicaragüenses

El estudio de la firma CID Gallup, y publicada por el periódico La Prensa y el diario digital Confidencial indica que el 31% de los encuestados cree que el COVID-19 es el mayor problema que afronta el país.

 

La pandemia del coronavirus, el desempleo y el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega son los principales problemas de Nicaragua, según una encuesta divulgada este viernes.

Según el Ministerio de Salud, Nicaragua registra 64 fallecidos y 1.823 casos confirmados del coronavirus.

Mientras, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios por toda Nicaragua, contabiliza 1.289 muertos y 4,971 casos sospechosos de dicho padecimiento en el país, cuyo primer caso fue reportado a mediados de marzo pasado.

Un 21 % mencionó el desempleo -que según cifras oficiales es del 6,6 %, pero más del 70 % de los trabajos corresponde al sector informal, en donde los salarios son bajos y sin acceso a la seguridad social-, como la segunda principal preocupación del país.

Un 14% señaló al Gobierno del sandinista Ortega, en el poder desde enero de 2007, como el tercer principal problema que afrontan los nicaragüenses.

CRITICAN A ORTEGA POR MANEJO DE LA COVID-19

“Las críticas se enfocan más en las actuaciones de la pareja presidencial Ortega-Murillo (la vicepresidenta Rosario Murillo), que se ha negado a considerar que es un problema de salud (el COVID-19) y ha minimizado cualquier importancia que se dé a medidas de prevención que sí se están siguiendo en otros países de la región centroamericana”, puntualizó CID Gallup.

Según el estudio, fueron varias las quejas de los nicaragüenses sobre ese tema, ya que tienen temor a que las muertes aumenten.

Entre las respuestas ofrecidas por los encuestados estaban “imagínese, están enterrando a las personas en las noches”, “no atienden en los hospitales”, “yo tengo una hermana enfermera y como el presidente (Ortega) dice que esto (el virus) es de los gringos, no le dan los equipos en el hospital”.

Es así como un grupo empieza a culpar al Gobierno de Ortega de los males que están enfrentando y son los adultos con estudios superiores y secundarios que más lo señalan, indicó.

Además, un 11% mencionó que el principal problema es la carestía de la vida, un 8% la libertad de expresión, un 4 % la mala educación que reciben los jóvenes y un 4% la opresión del Gobierno.

El sondeo se realizó entre el 15 de mayo y el 8 de junio pasados, con una muestra de 1.828 personas mayores de 16 años, de manera telefónica, y tiene un margen de error del 2,29 % y un nivel de confianza del 95 %, según la ficha técnica.

ECONOMÍA PASA FACTURA A ORTEGA

Solo se observa una diferencia, según aprueban o no la gestión gubernamental de Ortega, entre los seguidores que consideran que el país va “muy bien”, que el líder sandinista “es un buen presidente“, o que tienen que apoyarlo porque trabajan para el Estado y alegan que “tenemos que comer”, añadió.

Los contrarios, que son mayoría, estiman que ha “habido mal manejo de la economía”, “la economía muy mal” y que Ortega “solo ayuda a los de su partido” sandinista, entre otros.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua decreció un 3,9 % el año pasado, y 4 % en 2018, como resultado de la crisis social y política que afecta al país desde hace más de dos años, según el Banco Central.

De acuerdo con el estudio, los ingresos en los hogares no están cubriendo las necesidades de las familias nicaragüenses y ahora enfrentan la enfermedad de la COVID-19, que es considerada, según ese mismo sondeo, el problema principal en el país.

“Cuando este virus obliga a cerrar negocios y eliminar trabajos se exacerba el problema”, razonó CID Gallup.

DE VACAS GORDAS A FLACAS

La firma encuestadora observó que hubo un período -del 2012 al 2017- cuando los ciudadanos evaluaban positivamente la labor de Ortega en la presidencia.

Eran momentos de relativa prosperidad, quizás provocado por el uso de la “cooperación internacional” -incluyendo la venezolana-, pero ya desapareció y la gran mayoría dice que la situación económica familiar ahora está peor que en 2019, anotó.

Durante ese período, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en el poder desde 2007, “fue muy fuerte”, observó.

“Ahora es solo uno de cada cuatro de los entrevistados que manifiesta que simpatizan con la agrupación. Muchos consideran que sigue el sandinismo siendo muy poderoso y algunos citan a los paramilitares y las asociaciones de vigilancia en los barrios, pero cada vez hay menos que los temen”, consideró.

Nicaragua, el segundo país más empobrecido de América, sólo superado por Haití, y consumido además por una crisis sociopolítica, una económica y una sanitaria causada por la pandemia, “parece que está peor”, evaluó la firma.

Ortega, que se mantiene en el poder desde enero de 2007, coordinó entre 1979 y 1985 una Junta de Gobierno y presidió por primera vez el país de 1985 a 1990.

El sondeo se realizó entre el 15 de mayo y el 8 de junio pasados, con una muestra de 1.828 personas mayores de 16 años, de manera telefónica, y tiene un margen de error del 2,29 % y un nivel de confianza del 95 %, según la ficha técnica.

Fuente: Forbes Centroamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *