fbpx

Costa Rica

Costa Rica está en la lista de los 10 países más complejos del mundo para hacer negocios, según el informe anual de TMF

La legislación en constante cambio y la necesidad de lidiar con múltiples niveles de organismos gubernamentales (burocracia) son algunos de los desafíos que enfrentan las empresas que desean hacer negocios en América Latina.

En este sentido, Costa Rica se ubica como el noveno país más complejo para los negocios, siendo uno de los seis países de América Latina que se encuentran entre los diez más complejos. El análisis proviene del Índice de Complejidad Corporativa Global 2021, un informe anual de TMF Group, un proveedor líder de servicios de apoyo administrativo que ayuda a los clientes a invertir y operar de manera segura en todo el mundo.

En el Top 10 de los países más complejos, hay seis países latinoamericanos. Brasil ocupa el primer lugar, seguido de México, Colombia, Argentina, Bolivia y Costa Rica, que aparecen en los lugares 3, 4, 7, 8 y 9, respectivamente, colocando a la región como la más compleja para los negocios del mundo.

De acuerdo con el GBCI, la complejidad de esta jurisdicción se debe principalmente a la necesidad de que las empresas demuestran altos niveles de transparencia.  En Costa Rica se ha llevado a cabo una importante reforma fiscal, destinada a aumentar la transparencia para combatir la evasión fiscal. Además, es el primer país centroamericano en convertirse en miembro de la OCDE. Es inevitable que estos esfuerzos traigan consigo requisitos adicionales que aumenten la complejidad para las empresas extranjeras que quieran operar en Costa Rica.

Desafíos para los negocios en la región

Una de las reformas que se suma a la complejidad de esta jurisdicción es la implementación de la legislación UBO, promulgada en 2019. El cumplimiento de estas regulaciones puede implicar un largo proceso administrativo, que a menudo requiere apoyo local.

Otras razones para este puesto son la cantidad de agencias que deben ser notificadas cuando se incorpora una empresa. América del Sur, por ejemplo, requiere que se notifiquen de cuatro a cinco agencias, en promedio, mientras que el promedio en regiones como América del Norte y EMEA es de dos o tres.

Si bien el país ofrece mano de obra altamente calificada, es importante resaltar que Costa Rica es uno de los países más caros de la región en términos de producción. Los inversionistas deben realizar estudios de factibilidad en colaboración con profesionales familiarizados con la situación actual de Costa Rica .

 

Apertura a los negocios internacionales

Costa Rica tiene un régimen de zona franca que existe desde hace más de dos décadas. Si bien el proceso de solicitud es complejo, le ha permitido al país atraer con éxito inversionistas extranjeros.

El Estándar Común de Reporte de la OCDE (CRS) es un excelente ejemplo de legislación internacional destinada a regular los acuerdos comerciales internacionales. El Estándar requiere que los gobiernos compartan los detalles de las cuentas que las personas tienen en su jurisdicción con otras jurisdicciones participantes, incluida información como el nombre, el número de cuenta y el saldo. Esta comunicación entre jurisdicciones promueve la transparencia, lo que dificulta que las personas y las empresas ocultan la riqueza no declarada en jurisdicciones fuera de donde tienen su sede.

Los datos muestran que el 83% de las jurisdicciones ya se han comprometido con el intercambio de información bajo el CRS, un ligero aumento del 82% del año pasado. La captación de CRS varía significativamente según la región, siendo la más alta en EMEA y APAC.

Las leyes internacionales introducen complejidad legislativa para las empresas; en el caso de CRS, las empresas deberán enviar la información de su cuenta a las autoridades. Sin embargo, el cumplimiento del derecho internacional también puede tener un elemento de reputación para las jurisdicciones: Costa Rica, por ejemplo, cumple con las leyes internacionales (incluido el CRS) que muchos países centroamericanos no cumplen, lo que resulta en una reputación más sólida, como una jurisdicción abierta para los negocios internacionales en la región. Esto trae beneficios indirectos a las empresas que buscan establecerse allí, a través de una mayor afluencia de capital y comercio internacional.

Sin embargo, a pesar de la complejidad de la jurisdicción, sigue siendo un destino atractivo para la IED (Inversión Extranjera Directa). Si bien la necesidad de transparencia agrega complejidad, también agrega seguridad, lo que lo convierte en un lugar atractivo para establecer operaciones comerciales en el extranjero. Amazon y Microsoft tienen grandes operaciones en Costa Rica, y debido a su mano de obra calificada, vemos que cada vez más empresas eligen Costa Rica para operaciones nearshoring.

Ranking de Centroamérica de mayor a menor complejidad:

2021 2020
1.    Costa Rica 9 26
2.    Nicaragua 14 7
3.    Panamá 25 15
4.    Honduras 31 47
5.    Guatemala 36 32
6.    El Salvador 69 71

Los 10 países más y menos complejos para hacer negocios en el mundo:

  1. Brasil                                   68. Mauricio
  2. Francia                                69. El Salvador
  3. México                                70. Países Bajos
  4. Colombia                            71. Estados Unidos
  5. Turquía                               72. Islas Vírgenes Británicas
  6. Indonesia                             73. Curazao
  1. Argentina                            74. República de Irlanda
  2. Bolivia                                 75. Islas Caimán
  3. Costa Rica                          76. Hong Kong
  4. Polonia                              77. Dinamarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CASOS COVID-19