fbpx

ORACLE

Centro América 4.0

Dos fechas que marcan la historia de la región: 200 años de independencia que se conmemoran este 2021 y los 30 años de transformación con Oracle que celebramos con el cierre del 2020

 

 

 

Por: Leandro Ramírez, VP de Oracle para Centroamérica y El Caribe

 

La transformación digital no sólo involucra a los negocios –sin importar el tamaño- sino, sobre todo, a los ciudadanos. Por ellos es que ocurren estas disrupciones y estos cambios en la manera de consumir productos y servicios. 

 

Así entramos de manera inexorable a la Cuarta Revolución Industrial que tuvo su trampolín con la llegada del internet, pero que se potencia con la aparición de la computación en la Nube. Algunos expertos dicen que se trata de un encuentro de sistemas (físico, digital y biológico), que, además, abre la puerta a lo que empezamos a conocer como soluciones inteligentes.

 

Toda esta transformación la estamos viviendo cuando la región celebra el bicentenario y se hace más relevante la conversación de a dónde hay que apuntar para llevar a Centro América a ser la región más competitiva. 

 

De tal manera que la llamada revolución 4.0 está aquí y está transformando la forma en que las organizaciones alrededor del mundo piensan acerca de sus clientes y sus productos. La inteligencia artificial, el internet de las cosas, la robótica y la automatización son algunas de las soluciones que se están utilizando en todos los sectores para entregar servicios que hagan la vida más fácil a las personas, que incrementen la productividad y reduzcan costos. 

 

El reto, entonces, es que los gobiernos y las empresas aceleren este camino que requiere una combinación de tecnología y de estrategia de negocio. Estos son algunos pasos:

 

  • Mejorar las destrezas de los colaboradores y ciudadanos: Es indispensable mejorar la oferta de programas para potenciar las destrezas y habilidades digitales en toda la población, disminuir la brecha digital en los sectores sociales más vulnerables y mejorar la divulgación en materia de oportunidades y nuevos conocimientos tecnológicos. 


  • Existencia de liderazgo: Una de las cosas que tienen en común todas las empresas y gobiernos que han logrado avanzar en su proceso de transformación digital es que la dirección general está involucrada en la planeación y desarrollo de la estrategia de digitalización, evitando así que se generen proyectos aislados y descoordinados en diferentes áreas.


  • Gradualidad: Como parte del proceso de planeación, deben hacerse las siguientes preguntas: ¿por qué?, ¿qué? y ¿cómo? se iniciará la transformación digital. Es muy importante considerar que la transformación también debe darse hacia el interior de la empresa y de las mismas oficinas gubernamentales para que los empleados puedan ser más eficientes, productivos y estar más motivados, lo que redundará en mayor innovación de su parte.


  • Espacio para innovar:  Hay que dar espacio a modelos más innovadores y adaptados a la era digital. Podríamos llamar a esta migración de modelos de negocio “el paso de la muerte” si no se hace adecuadamente; sin embargo, lo que sí es un hecho es que nuestras empresas pasarán a mejor vida si no la llevamos a cabo y los gobiernos no soportarán las exigencias y necesidades de sus ciudadanos.


  • Implementar una base tecnológica adecuada: Hoy es indispensable que las empresas y gobiernos implementen una base tecnológica que incluya: servicios en la nube, sistemas de seguridad informática, Big Data y analítica.

 

Lo cierto es que la digitalización de las empresas y del Estado mejora la competitividad global del país, fomenta nuevas actividades económicas con la consiguiente generación de riqueza y empleo y mejora la calidad de vida de los ciudadanos. No se trata de imitar tácticas digitales de moda, sino de adaptar la organización a modelos que contribuyan a maximizar valor a los clientes y a diferenciarse de la competencia. 

 

Por esto, hoy más que nunca, la compañía está comprometida con la región, de cara al Bicentenario que estos países celebrarán en el 2021, para atender los retos del futuro. Como compañía vemos en las tecnologías disruptivas una caja de herramientas para la construcción de una sociedad más cohesionada y para el rediseño de un Estado más transparente y eficiente. La transformación digital está llamada a ser una fuerza que potencie el ejercicio de los derechos y responsabilidades ciudadanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CASOS COVID-19