fbpx

CUSCATLAN

Banco CUSCATLAN se proyecta al 2021 como aliado de la recuperación económica

Con un sólido enfoque en apoyar a sus clientes, fortalecer su liderazgo en el sistema  bancario de El Salvador, Banco CUSCATLAN compartió con el Superintendente del Sistema  Financiero su compromiso de continuar impulsando el mercado de créditos de vivienda e industrias como construcción y manufactura. Entre las proyecciones 2021 destacó un fuerte crecimiento en Banca de Empresas como parte de su apuesta sostenida a la recuperación  económica de El Salvador.  

 

 

 

Miércoles 28 de diciembre de 2020. Luego de un año retador, donde se han brindado  medidas de alivio financiero a más de 120,000 clientes entre personas y empresas, Banco  CUSCATLAN estima crecer en la mayoría de sus líneas de negocio y fortalecer su posición  de mercado donde ya es líder, como en créditos de vivienda con un 39% del mercado  apoyando más 20,000 familias salvadoreñas para cumplir su sueño de tener un hogar. 

 

Banco CUSCATLAN inicia el 2021 con una cartera mucho más diversificada con más de  650,000 clientes luego de la fusión con Banco CUSCATLAN SV (antes Scotiabank), y ahora  mucho más digital, ya que creció en un 700% en transacciones digitales, duplicando su  base de clientes y tiene proyectado mantener el enfoque y crecimiento en esta área en el  futuro. 

 

“Nuestro compromiso con El Salvador es más sólido que nunca y apoyar a los  salvadoreños cumplir sus proyectos personales y empresariales para un mejor futuro.  Apoyaremos, de forma especializada al crecimiento de la pequeña y mediana empresa  como pieza clave de la recuperación del país, y como institución financiera estaremos  apoyándolas de forma más estratégica, más integral, para que pueda invertir más, hacer  negocios de forma más digital y beneficiar a toda su cadena de valor por medio de  soluciones financieras con mayores ventajas al tener integrado todos sus productos  financieros”, indicó Federico Nasser Facussé, Presidente Grupo Imperia CUSCATLAN. 

 

Como muestra de su solidez y la confianza de sus clientes, la entidad financiera ha crecido  por encima del mercado en depósitos, potenciando la relación con los clientes de empresas  como su aliado productivo por medio de ofertas comerciales más agresivas que fomenten  la competitividad del sector y sean de beneficio para la inclusión financiera.  

 

“La proyección de crecimiento de Banco CUSCATLAN ahora luego de la fusión, es reflejo de la  solidez que nuestro sistema financiero salvadoreño, uno de los más estables de la región y que sin  duda, contribuirá de forma contundente a la reactivación económica y desarrollo de nuestro país.  Agradecemos la confianza en seguir invirtiendo en El Salvador y seguiremos velando porque esta  inversión y sus futuros proyectos impulsen la inclusión financiera para los salvadoreños”, dijo  Gustavo Villatoro, Superintendente del Sistema Financiero. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CASOS COVID-19