Nicaragua, Recesión, Ortega

Avendaño: “Más recesión económica en 2020”

Se mantiene caída de la construcción. “Hay desconfianza entre los agentes económicos”. COPADES pronostica decrecimiento de -2.7% este año.

El Producto Interno Bruto de Nicaragua cayó en -6.5% en 2019, según los cálculos de Consultores para el Desarrollo Empresarial (COPADES), lo que habría llevado al PIB per cápita hasta los 1819 dólares, o sea, a niveles similares a los de 2013.

La recesión económica seguirá profundizándose en 2020 con un decrecimiento de -2.7%, reduciendo el PIB per cápita a 1789 dólares por persona, con lo que habrá retrocedido a los niveles de 2012, teniendo como consecuencia que la tasa de desempleo abierto aumente hasta afectar al 21.0% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Suman a eso que esperan que la tasa de desempleo equivalente relacionada con el subempleo suba hasta afectar al 16.4% de la PEA, “de tal forma que 1.5 millones de personas, es decir, el 37.4% de la PEA, no generará ingresos en 2020”, según el Informe Economía de Nicaragua: Evaluación 2019 y Pronóstico 2020”, elaborado por Copades.

  • Economía, el talón de Aquiles de Ortega

“Estamos tan pobres como en 2014, el último año en que hubo encuesta de pobreza en Nicaragua. Toda la pobreza que se había reducido creciendo a un ritmo promedio anual de 5% desapareció. Estamos hablando de 28% a 30% de la población nicaragüense”, graficó el economista Néstor Avendaño, presidente de Copades, en una entrevista en el programa Esta Semana, que se transmite en línea.

Luego que el Banco Central de Nicaragua (BCN), reconociera que la economía nicaragüense retrocedió 3.8% en 2018, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la caída se mantendría en 2019, con un retroceso de -5.7%, desplome que se mantendría en 2020, año en el que vislumbraban un crecimiento de -1.2%.

Los cálculos de Avendaño elevan esas cifras hasta el -6.5% en 2019, y -2.7% en 2020. El experto explicó esas discrepancias con respecto a los cálculos de sus colegas del FMI, recordando que, desde octubre, ellos aclararon que las cifras de producción del sector industrial manufacturero, comercio detallista y turismo, tenían que ser revisadas.

“Cuando el Fondo dice ‘revisar’, no es al alza, es para caer, porque estamos viendo la interconexión entre la producción agropecuaria, y la industria manufacturera”, detalló.

La construcción es otro rubro que resultó seriamente afectado por la reacción del país ante la forma violenta en que el régimen reprimió las protestas, registrando una caída que COPADES estima en 47.8% el año pasado, y alrededor de 20% en 2020.

“Lo más golpeado es la construcción privada, que está prácticamente paralizada. La construcción de viviendas está en el suelo. Lo único que ha habido es construcción pública, que ofrece una caída en 2019”, detalló.

Si bien el Gobierno alega que la economía creativa supuestamente ha creado más de 50 000 empleos, Avendaño descartó que —aún si eso fuera cierto— esos empleos pudieran compensar la pérdida de igual número de puestos de trabajo formal que pagaban impuestos y cotizaban al Seguro Social.

  • ¿Qué hacer ante la voracidad recaudatoria de la Alcaldía de Managua?

En realidad, lo que todavía funciona en el país —sin estar ligado al Presupuesto de la República— se explica por una serie de factores externos, que todavía nos son favorables. En primer lugar, el flujo de 1 600 millones de dólares en remesas familiares, que crece de manera constante.

En ese sentido, Avendaño aseveró que “el entorno internacional es bastante positivo para Nicaragua. Se prevé que la economía de Estados Unidos crezca casi 2%, o sea que las condiciones del principal socio comercial, son muy positivas para nuestra economía”.


Fuente: Confidencial.com.ni

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *